SIETE ACTIVIDADES QUE NO DEBERÍAS PERDERTE EN LONDRES

Por Paula Velasco

Hace no mucho estuve de viaje en Londres con mi hermana. Yo ya había ido varias veces a la ciudad, y ella, aunque había estado una vez, no se acordaba de mucho porque su visita fue bastante breve cuando tenía unos 12 años. Por ese motivo, acordamos hacer un recorrido para novatos en la ciudad y, aunque lógicamente íbamos a utilizar el transporte público, nos propusimos caminar lo más posible a todas partes. Terminamos sintiéndonos en la ciudad como en la nuestra propia, aprendiéndonos varias rutas de autobús y algunas líneas de metro como cualquier lugareño y nos fuimos con la sensación de haber vivido la ciudad a pie.

IMG_9122

De paseo café en mano.

Si nunca has estado en Londres, te recomendamos que camines, camines y camines, y que no te pierdas lo siguiente:

1. Ruta a pie desde Piccadilly Circus hasta la calle Fleet.

IMG_9171

Los coloridos neones de Piccadilly Circus.

Este itinerario fue una recomendación de expertos y la verdad que no nos arrepentimos nada de haberla hecho. Es una ruta fabulosa para ver a pie algunos de los puntos de interés más famosos de Londres y aprender a orientarte correctamente en la ciudad, cosa que no ocurre del todo si utilizamos el metro. Caminamos kilómetros y kilómetros desde los famosos neones de Piccadilly hasta la calle Fleet, en la que se encuentra el pub más antiguo de Londres (Ye Olde Cheshire Cheese). ¿Qué irás viendo por el camino? St. James’s Park, la Abadía de Westminster, el Big Ben y las Casas del Parlamento, el Westminster Bridge, el río Támesis, la famosa noria London Eye, que se encuentra justo enfrente del acuario y de la atracción London Dungeon, la ribera sur del río en la que podréis ver a músicos callejeros y vendedores de libros de segunda mano, podrás realizar una parada en boxes en alguno de los cafés de la zona para reponer fuerzas y continuar de paseo hasta el Millenium Bridge, del famoso arquitecto Norman Foster. Ya en el puente tendrás justo de frente la Catedral de Saint Paul, cuya cúpula es impresionante, y si miras hacia tu derecha verás los modernos edificios de la City, el distrito financiero de Londres, que contrastan bastante con las construcciones más antiguas de otras partes de la ciudad. Además, casi a la entrada del puente te encontrarás con el museo Tate Modern y el Globe, el famoso teatro de Shakespeare. Una vez llegues a Saint Paul, si coges a mano izquierda llegarás hasta tu destino, la calle Fleet, y podrás detenerte a tomar una buena pinta en recompensa por todo el esfuerzo realizado.

Mapa de ruta por Londres

Mapa del recorrido a pie desde Piccadilly Circus hasta la calle Fleet.

2. El mercado de Camden Town.

No hay mercado en Londres que no sea fascinante, pero Camden es ciertamente especial. El ambiente que lo rodea es extravagante y loco, y tanto encuentras tiendas de zapatos inspirados en películas de Disney como lugares de venta de ropa gótica inspirada en el siglo XVIII, pasando por tiendas de camisetas de grupos musicales y otras de estilo cyborg, que casi se han convertido ya en museos más que en tiendas de ropa. En Camden todo es posible, y por eso nada sorprende. ¿Que te topas con un motero que lleva un casco con cresta punky de color naranja incorporada? Lo más habitual del mundo 🙂

IMG_8995

¿Alguien ha dicho fiesta de no-cumpleaños? Razón: Camden Town.

3. La gala de los Oscars en directo y de etiqueta.

Da la casualidad que tanto mi hermana como yo somos un poco freaks de esto del cine, y no es la primera ni la segunda vez que nos quedamos despiertas toda la noche para ver la gala de los Oscars o los Globos de Oro. Por eso, cuando nos enteramos de que la gala de los Oscars de este año nos iba a coincidir estando en Londres nos pusimos manos a la obra para encontrar un lugar donde poder verlos. Siendo Londres, ¿cómo no iba a haber ningún lugar en el que hacerlo? Pues bien, no tardamos nada, el Roxy Bar and Screen (entre London Bridge y Borough) estaba a nuestra disposición: retransmisión de toda la gala, alfombra roja previa, pinchitos y copita de champán gratis con la reserva, sofás cómodos, una pantalla gigante y mucha gente friki como nosotras vestida para la ocasión. Lo mejor de la noche: el momento en que Leonardo DiCaprio comenzó su discurso de agradecimiento falló la señal de televisión durante unos 3 o 4 segundos, la imagen quedó congelada y no se oía nada. ¡El grito que pegamos todos los asistentes al mismo tiempo derivó en una carcajada gigante cuando volvió la señal!

IMG_9031

Copita de champán, sofá y Oscars.

4. Dar de comer a las ardillas en Hyde Park.

Sí, lo sé, todo el mundo lo hace y no tiene nada de especial… ¡pero es que son tan monas! Están tan acostumbradas a la gente que no dudan en acercarse a ti para ver si tienes comida y te ponen la patita encima de la mano sin ningún tipo de problema mientras te olisquean. Llegan incluso a treparte por las piernas si ven que lo que les ofreces es tentador y te pueden venir de cuatro en cuatro, momento en el que empiezas a temer por tu vida seriamente… ¿Las pobres marginadas de esta situación? Las palomas del parque, que caminan con cara de póquer alrededor de la gente que da de comer a las ardillas para ver si “pillan” algo en algún descuido. Y a propósito de animales, merece la pena acercarse hasta el Animals in War Memorial, monumento que conmemora a todos los animales que han perdido la vida en acto de servicio durante los conflictos bélicos del siglo XX, algo que para dos vegetarianas como nosotras resultó bastante emotivo y duro de ver.

IMG_9249

Todo por un trozo de manzana.

5. Warner Bros Studio Tour London.

O lo que es lo mismo: HARRY POTTER por todas partes. Si eres fan de la saga, tanto de los libros como de las pelis como de las dos cosas, estás obligado a visitar los estudios donde se rodaron partes de las películas. Se encuentran en Leavesden, a las afueras de Londres, para lo cual hay que coger el tren desde Euston, en el centro de Londres, hasta Watford Junction y allí pasan autobuses al parque cada 15 minutos más o menos. A tu llegada al parque la banda sonora de las películas suena a todo trapo, así que ya entras histérico como un niño pequeño. La visita es libre y puedes pasarte horas allí, pero tienes que entrar a la hora para la que has reservado necesariamente, ya que los primeros minutos los pasarás con una guía que te dará algunos datos sobre la saga, las películas, los decorados que verás, el atrezo, los actores y demás información, y verás un pequeño vídeo protagonizado por los tres actores principales en el que te explican algunas cosas más. Si eres como nosotras, estarás llorando de emoción como un idiota desde el minuto 1 mientras te ríes de ti mismo por la vergüenza que te estás dando en esos momentos. Pero da igual, todo da igual, estás en Harry Potter Land, y a partir de este momento todos tus sonidos se reducirán a “¡ahhh!” y “¡ohhh!” hasta que termines la visita. Después, los sonidos serán los mismos, pero con una connotación diferente: por el precio de las cosas en la tienda de recuerdos… Aun así, te vas a llevar la bufanda de Gryffindor ¡y lo sabes!

IMG_9646

Imposible resistirse a hacerse la foto…

6. Estación de King’s Cross.

Otra para fans de Harry Potter. En esta estación de tren se encontraba el famoso andén 9 ¾ y, de hecho, han puesto un carrito empotrado contra la pared y un panel que indica el número de andén, donde puedes hacer cola para sacarte una foto y comprar merchandising oficial de las películas en la tienda dedicada para ello, aunque nada de esto está en la zona de andenes sino en la de cafeterías y bares de la estación.

IMG_9012

La preciosa estación de King’s Cross.

7. Arte, conciertos, teatro, musicales… ¡Empápate de cultura!

En esta ciudad hay oferta cultural en casa esquina. En otros viajes a la capital británica he visitado el Museo de Historia Natural (Natural History Museum), el British Museum, he visto el musical “Billy Elliot“… En esta ocasión visitamos la National Gallery y la Tate Modern, aunque esta última muy fugazmente, pero si algo merece especial mención es el concierto acústico que dio mi hermana, de nombre artístico Cora Sayers, en el pub Indo Bar, en Whitechapel. Ya que nos íbamos de viaje, ¿por qué no darse a conocer entre los londinenses?

IMG_9341

De concierto en Whitechapel.

Esto es un breve, brevísimo resumen de lo que hicimos en Londres durante cinco días y claro está que en una ciudad tan grande hay millones de cosas que hacer y lugares de interés que no aparecen en las guías y que se salen de los circuitos turísticos habituales, pero si alguien va a viajar a esta ciudad por primera vez, estas actividades podrían serle de interés para ir descubriendo lo más conocido de la capital británica. ¡Y si tienes cualquier duda, no dudes en dejarnos un comentario!

IMG_9172

Símbolos de la capital británica.

Consejos para alojamiento: nosotras alquilamos una habitación en el piso de un chico llamado Markito a través de Airbnb y quedamos encantadas. El chico era supersimpático, extrovertido y estaba encantado de recibir a viajeros en su casa. En cuanto al piso, sencillo pero estupendo, económico, muy limpio y muy bien comunicado. así que seguro que repetimos. Podéis ver su alojamiento aquí: https://www.airbnb.es/rooms/10130209. Además, tiene otros dos alojamientos en Londres: https://www.airbnb.es/rooms/5509694 y https://www.airbnb.es/rooms/9792246 y otro en Milán, así que si estáis interesados, podéis poneros en contacto con él para reservar.

Consejos para transporte: la Oyster Card es lo mejor para moverse por Londres, ya que funciona para el Metro, el autobús, el DLR… Casi con toda seguridad solo te moverás por las zonas 1 y 2, así que, si pasas allí una semana, gastarás 37,4 libras (5 por la tarjeta física y 32,4 por siete días de transporte en dichas zonas). Ahora bien, si vas a los estudios Warner Bros, deberás comprar un billete de tren aparte y el billete de autobús cuando llegues a Leavesden, y el transporte desde y hasta el aeropuerto muy probablemente también será aparte, dependiendo de qué aeropuerto sea.

Anuncios

10 Respuestas a “SIETE ACTIVIDADES QUE NO DEBERÍAS PERDERTE EN LONDRES

  1. Muy bueno y sobre todo muy práctico! Me reí mucho con la parte de Harry Potter xD soy toda una fan! Y te acompaño en el sentimiento. La verdad es que Londres da para no aburrirse un mes entero, tal cual lo has descrito!

  2. Jajajaja, es que lo de Harry Potter… Creo que nunca me había sentido tan idiota 😀 ¡Llorando viendo un vídeo al entrar en el parque, ay, dios…! ¡Me alegro de que te haya gustado, por cierto!

  3. Nos encanta Londres y no podías haberlo resumido mejor, muy útil este post para los que no conozcan la ciudad y para los que sí como nosotras, nos han dado ganas de volver 😉

  4. Vaya sugerencias más alternativas! me encanta!!! y bueno, lo de la Gala de los Oscar…. lo más!!!!
    Está claro que Londres es una ciudad para volver mil veces y seguir encontrando excelentes excusas para volver. Ya me habéis dado otra!
    Gran post!
    Un abrazo!

    • Lo de los Oscars fue muy grande, jajaja! De hecho, por supuesto éramos las únicas “turistas” que estábamos allí. El resto era todo gente que vivía en la ciudad. Fue muy guay 🙂

    • ¡Muchas gracias! 🙂 Te recomiendo muy especialmente la ruta a pie desde Piccadilly hasta Fleet Street. Sirve muy bien para ubicarse y hacerse un esquema mental de la ciudad, además que caminas varios kilómetros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s