Veinte cosas que he aprendido en Marruecos

Por Paula Velasco

Ya hace una semana que estamos de vuelta en España después de nuestra expedición en Marruecos y creo que muchos todavía no nos hemos recuperado de la sobredosis de emociones vividas durante esos diez días. Han sido días intensos, de sonrisas, de lágrimas y de forjar amistades que esperamos duren toda la vida. Haciendo balance de todas esas emociones, me he dado cuenta de todas las cosas que he aprendido durante el viaje, cosas buenas, malas, más superficiales o más profundas, pero que me han cambiado, y espero que a mejor. Es por esto que he decidido elaborar una lista y aquí está. ¿Cuál es la vuestra?

HE APRENDIDO:

1. Que se puede ser periodista de viajes gastronómicos y ser un palillito.

2. Que los doblajes de Disney seguro que se hacían en Colombia.

3. Que puede haberte picado un bicho indeterminado y haberte dejado sus huevos, y estar tan tranquila.

4. Que no importa lo trabajador que seas: siempre hay alguien que te supera.

5. Que se puede perseguir un sueño a cualquier edad y ser joven eternamente.

El tatuaje de henna de las Seis Maletas, seis amigas

El tatuaje de henna de las Seis Maletas, o más bien las seis amigas.

6. Que se puede hablar de problemas intestinales con una persona a la que conoces desde hace un día con absoluta normalidad y llegar a unos detalles tan escatológicos como graciosos.

7. Que todavía quedan en este mundo personas con una gran vocación por lo que hacen y que te absorben en cuanto abren la boca. David, Santi, Helen, shukran.

8. Que todavía hay personas que disfrutan observando el cielo nocturno o madrugando para ver el amanecer.

9. Que en España somos aún peores de lo que yo pensaba en cuestión de idiomas.

10. Que en Occidente estamos los verdaderos pobres: los pobres de espíritu.

11. Que un burrito puede cargar con seis bombonas de butano a la espalda y que todavía queda mucho por hacer por los derechos de los animales.

Mercado de burros en Rissani bajo un sol de justicia.

Mercado de burros en Rissani bajo un sol de justicia.

12. Que los hombres con chilaba y pañuelo están guapísimos.

13. Que el amor maternal no entiende de fronteras.

Una madre siempre es una madre.

Una madre siempre es una madre.

14. Que Aladdín es y seguirá siendo mi película favorita.

15. Que una noche en el desierto puede cambiar una vida.

El espectáculo del amanecer en el desierto.

El espectáculo del amanecer en el desierto.

16. Que la música es la medicina del corazón.

17. Que en el desierto no hay tantos monstruos acechándote como yo pensaba y que puedo dormir plácidamente en una haima.

18. Que un té a la menta y una buena conversación te alegran la vida.

19. Que en otra vida fui bereber.

20. Que viajar es vivir y vivir… es viajar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s