Lugares comunes y tópicos de viaje, vencer la inercia para un mejor periodismo

agirlwritting

“A girl writing” de Henriette Browne / Fuente: wikimedia.org

¿Cómo contar eso que se ha visto mil veces de forma diferente? ¿Qué es eso “diferente” a la hora de narrar una historia? La Unidad 4 Taller de escritura del Máster de Periodismo de Viajes nos hizo reflexionar sobre la originalidad de contenido, los géneros periodísticos y la morfología de los textos para contar una travesía.

En lo personal, ahondar en el tema de los lugares comunes y los tópicos de viaje y generar diálogos al respecto me parece vital. Éstos se mencionaron en la lectura Narrativa creativa de Fernando Clemot y en el foro de debate con Santiago Tejedor, pues son dos obstáculos clave que deben vencerse para fomentar un ejercicio de escritura con mayor riqueza y análisis.

Lugares comunes y tópicos, entre cliché y la costumbre

Citando a Clemot, “El lector tolera bien que le hablemos de temas ya conocidos pero difícilmente disculpará que le hablemos con expresiones o palabras ya utilizadas o muletillas del lenguaje coloquial o literario”.

Los lugares comunes son frases y expresiones gastadas, que son parte de un ideario colectivo y se repiten de manera automática una y otra vez, demeritando el estilo de lo que se lee y de quien lo escribe. Todos hemos caído alguna vez en ellos, hay que aceptarlo.

“Emblemático paseo”, “rincón del olvido”, “nunca se conoce lo suficiente un lugar”, ”lugar olvidado y apartado” y “un lugar de los que quedan pocos”, entre otros, son los citados por Clemot, pero también existen otros más habituales como “la primavera de la vida”, “no apto para cardiacos”, “ambiente provinciano”, entre otros igual de desafortunados.

Una lista útil a consultar a la hora de escribir es la que hacen en el sitio Clases de Periodismo en la que apuntan 53 frases cliché de periodistas, que incluyen tanto muletillas como frases redundantes.

Santiago Tejedor compartió un pdf llamado Un marco incomparable y otros pegajosos tópicos del periodismo de viajes de Javier Zori del Amo en el que, con humor, cita algunos famosos como “ciudad/lugar de contrastes”, “crisol de culturas” o “se unen tradición y vanguardia”.

Un tópico de viaje es la forma en la que abordamos los temas viajeros a la hora de redactar un texto y éstos también están repletos de lugares comunes, que en mi opinión, son consecuencia de varios factores como la falta de interés de los periodistas por buscar un estilo propio, la avasalladora infoxicación y la inmediatez, la falta de especialización de los comunicadores, la maquila a destajo de contenido, el periodismo disfrazado de mercadotecnia, la pereza de practicar y explorar los diferentes géneros periodísticos, no buscar una mejor calidad narrativa, los públicos que exigen poco, entre otros.

5 ejemplos de lugares comunes y tópicos de viaje

Brevemente, enumeraré algunos que son recurrentes en guías turísticas, diarios y blogs de viajes mexicanos en internet, sobre todo en aquellos dedicados al entretenimiento, la gastronomía y la difusión cultural.

Puedo asegurar que los que escribimos sobre esas fuentes los hemos usado alguna vez, sobre todo cuando se empieza o a causa de una cruenta demanda de notas como pan caliente. La intención de este tipo de ejercicios es generar conciencia sobre cómo se escribe para mejorar y ser más profesionales.

1. “El secreto mejor guardado”

Es común leer esta frase para hablar de museos, restaurantes, librerías o barrios que no son tan concurridos, pero si fueran realmente secretos no estarían abiertos al público. Sobra soberbia al creer que somos los exploradores o los colonizadores que los medios esperaban. Al buscar éste término en Google México, arroja 331 mil resultados, ergo no es secrecía que se usa demasiado.

2. “Un destino como ningún otro”

Todos los lugares son únicos, así que esta frase es innecesaria. Lo importante sería entonces decirle al lector porqué creemos que es especial y qué encontramos nosotros de peculiar ahí. “Dentro de una gota hay un universo entero. Lo particular nos dice más que lo general; nos resulta más asequible”, escribió acertadamente el periodista Ryszard Kapuściński.

3. El mejor (hotel, restaurante, museo)

Afirmar que algo es “lo mejor que existe” es subjetivo pues nuestro contexto es la brújula que nos indica que valoramos más. Sin duda, puede expresarse el hecho que ese hotel, restaurante, museo o destino nos parece increíble e incomparable, pero nutriendo nuestra descripción con historias interesantes y argumentos sin hacer aseveraciones peligrosas.

4. “Mérida, la ciudad blanca”, “Cuernavaca, la ciudad de la eterna primavera”, “Pachuca, la bella airosa”, entre otros

Esas maneras populares de llamarle a las ciudades están presentes en todo el mundo ¿Cómo olvidar que a París le dicen “la ciudad luz” y a Nueva York “la ciudad de los rascacielos”? Seguir describiéndolas desde esa óptica, restará acercamientos más personales a las narraciones. Lo que se cuenta tantas veces tiende a aburrir.

5. Magia/ mágico, paraíso/ paradisiaco

Sí, sabemos que México y el mundo nos sorprenden con sus múltiples manifestaciones culturales, pero si todos los lugares son mágicos perderán ese carácter de misterio y condición sobrenatural que la palabra misma define. De nuevo, explicar cuál es esa magia que encontramos de manera individual, lejos de la literalidad o la generalización, así como observar y detectar los detalles que hacen a un destino un paraíso con narraciones más propositivas sin que se vuelvan un poético inventario de adjetivos permitirán generar mayor emoción sobre eso que explicamos.

Termino con algo que quizá suene también a frase rancia pero es cierta: se aprende a escribir leyendo y escribiendo. No hay mejor forma de mejorar nuestra labor periodística que practicando, puliendo nuestro estilo, actualizándonos y monitoreando otros medios, pero sobre todo cuestionándonos y reflexionando más sobre los temas que abordaremos y cómo lo haremos. La humildad de saber que estamos en constante aprendizaje nos hará mejores en nuestra labor informativa.

Otro objetivo fundamental en esta unidad fue comprender y conocer cuáles son los siete tipos de textos periodísticos, enmarcados en el ámbito del viaje, que son la noticia, el breve, el reportaje corto, el reportaje largo o en profundidad, la crónica, el artículo de opinión y la crítica literaria) y sus características. Con las reglas del juego claras, podemos perfeccionar día a día esta profesión y después, establecer otros diálogos entre colegas y otras disciplinas para crear nuevas formas y mezclas entre los mismos.

“Si conseguimos cargar lo cotidiano de significado, de epicidad, ese acontecer sencillo queda transformado en literatura” es otra frase de la lectura de Fernando Clemot que me gustó mucho y es maravillosa para construir varias miradas de la realidad a través de las palabras y puede servir también en el ámbito periodístico.

¿Qué lugares comunes conoces y qué opinas sobre el tema? Me gustaría saber tu opinión.

Texto: Mariana Castillo Hernández

Anuncios

Una respuesta a “Lugares comunes y tópicos de viaje, vencer la inercia para un mejor periodismo

  1. Pingback: Seis miradas, seis maletas… érase una vez un máster | Seis Maletas·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s