Andalucía en Semana Santa, una semana de Interés Turístico internacional

Por Carmen Parra.

Tras el frío invierno llega la ansiada primavera, y con ella una de las semanas más importantes en todo el territorio andaluz: llega la Semana Santa. Es inevitable que no se te ponga la piel de gallina al oler esa mezcla de aroma a azahar e incienso, de ver esa gran riqueza artística a la luz de los cálidos cirios, y de dejarte enamorar por esas saetas que se escuchan de fondo cantadas desde los balcones.

Esta semana tan especial varía de fechas anualmente. Para saber cuándo es el Viernes Santo, siempre deberemos fijarnos en el primer viernes después de la luna llena posterior al equinoccio de primavera. En esta semana se celebra la conmemoración cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazareno.

Andaluces, españoles e incluso una alta cifra de extranjeros se desplazan al sur de España para vivir esta emocionante y mágica semana. La Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía publicó el pasado mes de marzo  que llegaría a obtenerse una media del 60% de la ocupación hotelera a lo largo de toda la semana.

El mayor atractivo de esta semana es la salida de las imágenes. Durante todo el año están guardadas en las iglesias, y en este periodo salen a la calle montadas en tronos de una gran belleza, repletos de adornos florales. La gran mayoría de las esculturas están talladas por muchos de los mejores artesanos del país. Estas imágenes de Vírgenes, Cristos y Crucificados están acompañadas por todo el pueblo que se aglomera para ver su paso y rezar.

Procesión

Procesión

En esta semana destacan varios atuendos muy significativos, uno de ellos son las mantillas, con las cuales las mujeres representan el luto y el dolor en los días de Pasión de Cristo. La mantilla está compuesta por una especie de ornamento de gran tamaño para el pelo, conocido como peineta y un manto de encaje negro que recubre todo el pelo. Esto va conjuntado a su vez, con un vestido largo de color negro. Otro atuendo de gran relevancia es el traje típico de los Nazarenos. Estos son los fieles de las distintas hermandades que acompañan a las diferentes imágenes en las procesiones. Su atuendo está formado por una túnica y un capirote, es decir, un sombrero en forma cónica que muchas veces les cubre incluso todo el rostro.

Mujer con mantilla y Nazareno

Mujer con mantilla y Nazareno

A lo largo del recorrido de todas las procesiones, uno de los momentos más emotivos es el canto de las saetas a las imágenes. Son un cante típico que se hace a estas imágenes, se puede asemejar al flamenco. La persona que canta esta saeta puede ser tanto hombre como mujer. El único requisito que debe tener es una voz fuerte y potente. Este canto refleja todos los sentimientos que se tienen hacia las imágenes y se realiza sin acompañamiento musical.

No obstante, cada trono y cada procesión dispone de una banda musical, en la que destacan los tambores y cornetas. Estas bandas se preparan todo el año para amenizar las procesiones con las melodías típicas, las cuales tienen unos toques bastantes fúnebres.

Durante estos días todas las ciudades del sur se ven caracterizadas por ese olor a incienso y vela gastada. Las calles se llenan de cera, y son el escenario perfecto y más deseado para los más pequeños. Los niños ofrecen una imagen bastante peculiar, recogiendo la cera que se derrite de las velas y haciendo grandes bolas con ella. Las velas también tienen una gran importancia durante la noche del Jueves Santo, cuando se hace “la velá” al Señor, es decir, los fieles pasan toda la noche en las iglesias en silencio y rezando a sus imágenes.

Nazarenos con velas y cirios

Nazarenos con velas y cirios

Y por supuesto, esta semana viene acompañada de una rica y variada gastronomía. El Viernes Santo es día de vigilia, con lo cual no se come carne y son típicas las recetas con bacalao, incluso muchos restaurantes adaptan sus menús exclusivamente para este día. Y si aún nos hemos quedado con hambre tras los primeros platos, se puede terminar la comida con unas deliciosas torrijas, pestiños o buñuelos que son tres de los dulces más típicos de esta semana.

Gastronomía típica de Semana Santa. Pestiños, torrijas y buñuelos de bacalao.

Gastronomía típica de Semana Santa. Pestiños, torrijas y buñuelos de bacalao

Cada ciudad tiene una procesión destaca, a continuación veremos algunas de las más importantes en cada ciudad. La Semana Santa de Málaga, Granada y Sevilla están catalogadas de Interés Turístico Internacional.

Almería: Esta ciudad cuenta con una veintena de procesiones, de las cuales podríamos destacar la que se realiza el Jueves Santo, con el Cristo de la Buena Muerte, ya que va escoltado por los legionarios de la ciudad.

efwy

Cristo de la Buena Muerte

Cádiz: Es una ciudad en la cual puedes encontrar todo tipo de procesiones, ya sean ostentosas, austeras, curiosas, dramáticas o con grandes rivalidades entre ellas. Esta ciudad cuenta con treinta y una Cofradías, que discurren aportando un singular romanticismo entre las estrechas calle de su barrio antiguo. Podríamos destacar la procesión de La Borriquita, ya que fue la primera cofradía en salir de una iglesia de esta ciudad. Los niños acompañan el trono con ramas de olivo y palmas en sus manos lo que simboliza la entrada de Jesús de Nazareno.

La Borriquita

La Borriquita

Córdoba: Existen treinta y cinco cofradías en esta ciudad en la cual se aglutinan ciudadanos de todas las edades. A diferencia de otras ciudades andaluzas las procesiones suelen ser más silenciosas y recogidas. De entre todas ellas podríamos destacar El Caído, conocida popularmente como “la de los toreros”.

El Caido

El Caído

Granada: Es una Semana Santa de las más espectaculares que se pueden ver no solo en toda Andalucía, sino también en toda España. Los escenarios de sus procesiones hacen que sean un enclave sin igual al recorrer las calles del Albaicín y Sacromonte, tan estrechas y retorcidas, dejando la Alhambra de fondo. Treinta y dos cofradías con más de dos mil costaleros recorren sus calles. Una de las más bellas procesiones de toda Andalucía es la llamada El Silencio de Granada, no solo por su calidad de la imagen del Cristo crucificado sino también porque todo el recorrido se hace en silencio, tan solo se escucha el sonido roto del tambor. Durante todo se recorrido el alumbrado público y privado se apaga a su paso dejando la imagen con la simple y maravillosa iluminación de las velas y los cirios.

ff

El Silencio de Granada

Huelva: Tras la Guerra Civil española, se destruyeron la mayoría de las imágenes originales, pero pronto fueron sustituidas o restauradas gracias a la devoción de sus ciudadanos. Hoy cuenta con más de veinticinco cofradías que hacen que en muy pocas horas la ciudad cambie de color en estas fechas. En ella podríamos destacar, La Sagrada Cena de Huelva que congrega a un gran número de fieles en su recorrido.

jgjf

La Sagrada Cena de Huelva

Jaén: Las grandiosas procesiones que se realizan en esta ciudad, llenas de colorido, se convierten en un espectáculo único. Su momento más emblemático es en la madrugada del Viernes Santo. Desde la Catedral, sale la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno al que llaman con cariño “El Abuelo”. Esta procesión cuenta todos los años con más de diez mil personas que siguen sus pasos.

dfshfgj

Nuestro Padre Jesús Nazareno

Málaga: También destacada de Interés Turístico Internacional. Sus cofradías destacan por su gran majestuosidad de gusto barroco y sus colores. Algunos de los tronos de esta ciudad pueden llegar a pesar más de cinco toneladas, con lo que necesitan más de doscientos cincuenta hombres bajo sus varales. En ella podemos destacar la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga, esta imagen tiene la característica de que cuando está en procesión, da la sensación de que realmente va caminando.

Nuestro Señor

Nuestro Padre Jesús Cautivo de Málaga

Sevilla: Esta no es declarada solamente Interés Turístico Internacional sino que también forma parte del Patrimonio Nacional de la Realeza Española. La Semana Santa se vive durante todo el año, ya que las Hermandades trabajan día a día en su formación, culto y caridad. “La Madrugá” de Sevilla tiene lugar en la noche del Jueves al Viernes Santo, durante esta velada salen a la calle dos de las Vírgenes más emblemáticas. Una de ellas es la llamada Esperanza Macarena y la otra la también llamada como, Esperanza de Triana. En esta última todos los ciudadanos se agrupan sobre el puente de Triana y cuando la imagen empieza su camino la gente estalla en aplausos, a la vez que de repente llueven pétalos de flores del cielo.

Esperanza de Triana

Esperanza de Triana

Ese olor a incienso, la visión de la imagen con el canto de fondo de una saeta, el silencio roto por los tambores o la rica gastronomía de la Semana Santa andaluza, son unos de los pocos ejemplos para saber que es algo que hay que vivir aunque sea por una vez en nuestra vida, seamos o no creyentes.

Anuncios

2 Respuestas a “Andalucía en Semana Santa, una semana de Interés Turístico internacional

  1. Hola, gracias por vuestra información, solo una cosilla el cristo que habéis atribuido a Almería el jueves Santo, es de Málaga el cristo de Mena. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s